¿SABÍAS QUE EL CLIMA PUEDE AFECTAR EL SUEÑO?

¿SABÍAS QUE EL CLIMA PUEDE AFECTAR EL SUEÑO?

 (1)    0

  Consejos del SueñoCuriosidades del sueño  

El clima es el conjunto de circunstancias atmosféricas propias de una región capaces de influir sobre los seres vivos. Basada en estos principios, la climatología médica es la ciencia que estudia la influencia que el clima ejerce en los seres humanos, tanto por sus efectos terapéuticos como por sus posibles perjuicios para la salud. Cuando se trata de dormir, aprender acerca de la influencia del clima puede ser útil para prepararse con respecto a temperaturas que nos puedan robar el sueño. A medida que el aire se hace más frío, se produces ciertos cambios atmosféricos que pueden jugar un papel significativo en la calidad del sueño.

La temperatura, el aire y el sueño.

La temperatura juega un papel importante en la aparición del sueño y los ritmos circadianos. A medida que el cuerpo se prepara para experimentar somnolencia y sueño, la temperatura interna se sumerge ligeramente y se mantiene baja hasta unas pocas horas antes que te despiertes. 

Investigaciones del sueño afirman que entre más fresco sea el aire a la hora de dormir, más cómoda y relajante será la noche para dormir. La temperatura ambiente ideal para poder dormir, oscila entre los 15 y los 21 grados, dependiendo en cierta medida de la preferencia personal, la ropa y las cobijas. Las temperaturas más frías a menudo resultan mucho más apropiadas en los meses de invierno, gracias a que el aire exterior enfría el medio ambiente. 

Mientras que las temperaturas frías hacen que el sueño sea más cómodo, el aire caliente y húmedo del verano podrían causar el efecto contrario. La sensación de calor pegajoso no sólo es incómoda físicamente, sino que además podría causar problemas para que puedas caer en un sueño profundo. 

La importancia de un buen colchón según el clima 

Cada tipo de colchón influye de una forma u otra sobre nuestro cuerpo en base a los materiales de su fabricación, cada material posee unas características diferentes que nos ayudara a la hora de dormir regulando nuestra temperatura corporal, absorbiendo la humedad del entorno o en la transpiración del aire.

El material viscoelástico actual y de buena calidad está formado por células abiertas y permite una buena circulación del aire. La viscoelástica es un material atérmico, no genera frío ni calor. Pero, lógicamente, la zona que está en contacto con el cuerpo del durmiente provoca que aumente la sensación de calor que produce el cuerpo. Este colchón es ideal para los residentes del norte de España donde las temperaturas son mas bajas.

Los colchones de muelles son los más habituales, ofrecen el grado alto de firmeza tradicional que se combina con la flexibilidad del bloque de muelles.

Transpirables e higiénicos, ya que la carcasa de muelles mantiene aireado todo el colchón, lo cual resulta muy beneficioso para personas con gran sudoración. Además, se adaptan a cualquier clima y no ocasionan problemas de humedad. Mantienen la temperatura del cuerpo, que resulta en un buen descanso. Este colchón es ideal para las zonas de costa con altas temperaturas y humedad.

Los colchones de espuma son los más clásicos y aunque han tenido mala fama no tienen por qué ser de pésima calidad, ya que el avance en la tecnología ha permitido que se solucionen muchos problemas que estos colchones presentaban anteriormente.Es un material un poco caluroso. La falta de regulación de la temperatura puede provocar que el colchón haga transpirar más de lo deseado al durmiente. Este colchón es perfecto para las zonas de Burgos, Ávila, Soria, León y Valladolid.

Los colchones de gel están pensados para los durmientes que sufren calor durante la noche. Gracias a los avances en tecnología, se han conseguido distintos tipos de materiales generados a partir del gel fresco (Snow gel, Omega gel, Technogel) que aportan un fresco extra sin que se renuncie al confort de los materiales como la viscoelástica o la espuma.Óptima ventilación y entorno libre de humedad. No son aptos para personas que no pasan calor durante la noche, ya que el gel extrae el calor corporal y no es posible calentarlo, con lo cual se tendría que cubrir con una funda aislante que disminuiría considerablemente la comodidad del colchón. Además, es posible que se creara una condensación en el colchón lo que daría lugar a la aparición de moho, y la falta de calor corporal no favorecería a una evaporación rápida. Estas columnas de gel disipan el calor como ningún otro material, ya que la malla de gel reacciona a la presión del cuerpo flexionándose y adaptándose a este y contrarrestando cualquier presión Un colchón muy bueno para las zonas de Alicante, Córdoba, Sevilla, Morón de la Frontera, Murcia, Jaén, Toledo, Ciudad Real. 

El látex se fabrica a partir de la resina del árbol del caucho llamado Hevea Brasilienses, que crece mayoritariamente en Asia. Son higiénicos, transpirables y ecológicos. Este colchón es ideal para zonas con humedad media, El centro peninsular, formado por Madrid, Castilla La Mancha, Jaén, Sur de Castilla y León y Extremadura, se sitúan en un valor medio de entre el 60% y 65% de humedad. 

Los colchones viscolátex constan de dos partes: un acolchado de espuma viscoelástica y un núcleo de látex que proporciona suavidad y firmeza al conjunto. La viscoelástica es un material termosensible que posee memoria y se ajusta al cuerpo perfectamente. El látex es un material esponjoso, suave, ecológico y transpirable. Ambos materiales son transpirables gracias a su célula dispuesta en canales de ventilación abiertos. Otra buena opción para zonas con alta humedad y personas sudorosas.

 

 (1)    0

Los comentarios están cerrados para este post
Copyright Dormia ®2021 I.R. JORDA, S.L.U Todos los derechos reservados