¿Colchón duro o blando?
¿Colchón duro o blando?

¿Colchón duro o blando?

 (0)    0

  Guías y manuales

A la hora de comprarse un colchón, antes de decidirse entre un colchón duro o blando, es muy importante tener en cuenta nuestras necesidades en función de nuestra anatomía, cuáles son las características principales de nuestro cuerpo y el de nuestra pareja, en el caso de que vayamos a compartir el futuro colchón.

Hoy en Dormia nos queremos centrar en los colchones duros para que podáis tener una referencia de a quién beneficia más positivamente este tipo de colchones, luego, claro está, todo queda en manos del gusto o las preferencias del comprador.

El colchón duro está especialmente diseñado para personas que cumplen una serie de características como, por ejemplo, que tengan una masa corporal alta, aproximadamente, que estén próximos o por encima de los 100kg.

Si, por ejemplo, padeces dolores óseos o musculares, el típico “me levanto con dolor de espalda”, en contra de lo que la gente suele pensar y el falso mito que se ha creado en torno a este tema, un colchón duro no es recomendable si tienes este tipo de dolencias.

De la misma forma, los colchones duros están pensados para personas de todos los rangos de edad, siendo más habituales en personas mayores y niños.

De todos modos y como se suele decir, todo tiene solución en esta vida, y si en su día adquiriste un colchón duro y con el paso del tiempo te has dado cuenta de que este no te beneficia en tu descanso y a tu anatomía, aun te queda una alternativa intermedia antes de cambiar de colchón y es el uso de un cubre colchón o toppers con el que podrás añadir a tu colchón aquellas características que le faltan como, por ejemplo, la firmeza de este.

Los colchones duros también están muy indicados para su uso en, por ejemplo, casas de alquiler donde pueda durar mucho más tiempo a pesar del tránsito de diferentes usuarios y, además, si el inquilino en cuestión no se encuentra lo suficientemente cómodo con el colchón, tendremos una solución fácil y económica, como comentábamos anteriormente, a través del uso de un topper viscoelastico con el que reducidermos la dureza del colchón, algo que no podriamos hacer de haber elegido un colchón blando.

A pesar de la alta durabilidad de estos colchones cuando son de buena calidad, no debemos olvidarnos nunca de un correcto cuidado de los colchones duros y protegerlos siempre de agentes externos con una funda de colchón que, a su vez, también protege al usuario del colchón.

Si con este artículo hemos conseguido despejar tus dudas frente a un colchón duro o blando, no dudes en pasar por nuestra sección de colchones en oferta para asegurarte de que tu compra no solo es perfecta para tu cuerpo y tu descanso sino también para tu bolsillo.

 (0)    0

Los comentarios están cerrados para este post

Elije el mejor colchón

En Dormia queremos que descanses como siempre habías soñado, somos expertos en el correcto descanso por ello te ofrecemos un amplio catálogo de producto que se adaptará a ti y a tu familia.

Venta de colchones al mejor precio

Encuentra tu cama ideal fácilmente en nuestra tienda online y aprovéchate de los mejores descuentos, porque descansar bien está al alcance de todos.

En lo primero que te debes de fijar es en la dimensión, en segundo lugar nos debemos de centrar en la edad y la condición en la que nos encontremos. En tercer lugar tendremos en cuenta el material que nos gusta más para nuestro descanso, y por último elegiremos la funda en la que estará envuelta nuestra apreciada cama.

1: EL colchón ideal debe ser como mínimo 10 cm más alto que la persona que va a dormir en él. Si dormimos sólos el ancho perfecto es de 90 cm que será suficiente para un descanso correcto, si por el contrario dormimos con nuestra pareja, 150 cm es lo estipulado para estar cómodos.

2: Según la edad del usuario dependerá el grado de dureza que necesitemos. En el caso de los niños necesitan un colchón firme y duro para favorecer el crecimiento, pero con un poquito de adaptabilidad para evitar problemas de espalda.

En el caso de los adultos dependerá de la preferencia, colchones muy suaves y adaptables o más duros y ergonómicos.
Por último en el caso de los mayores de 55 años o con problemas de espalda la elección correcta será un colchón firme con una gran adaptabilidad.

3. Elige entre las diferentes tecnologías:

  • Viscoelástica con mayor adaptabilidad y firmeza
  • Muelles con varios grados de adaptabilidad.
  • Látex con un descanso suave y mullido.
  • Infatiles exclusivamente creados para el correcto crecimiento de los más pequeños. 

4. Una funda higiénica y que no de calor será perfecta para el descanso diario que nuestro cuerpo necesita.

Bases para cama, canapés y Somieres flexibres

Una vez tenemos claro el colchón que necesitamos es muy importante la base en la que se va a sostener y en Dormia te ofrecemos las mejores bases, Somieres y canapés abatibles del mercado.

El colchón debe ser compatible con el Somier, la base o el canapé, además de las medidas, tenemos que tener en cuenta el peso que va a soportar y debemos estar cómodos. Si va a tener que soportar mucho peso recomendamos estructuras más fuertes para que no nos venza por ningún lado. En caso de una persona sola y pequeña no será necesaria esa robustez. Por eso todos nuestros productos cuentan con los más altos estándares de calidad, donde la confianza y la durabilidad son lo más importante.

¿Qué almohada necesito?

La elección de la almohada también muy importante, ya que debe ser nuestro complemento ideal para un descanso saludable y continuo durante toda la noche.