Cómo elegir un buen colchón

Cómo elegir un buen colchón

 (0)    0

  Comercio electrónicoGuías y manuales  

Cómo elegir un buen colchón

La elección del colchón correcto es fundamental a la hora de lograr un buen descanso, es por ello que al comprarlo se deben tener en cuenta ciertos aspectos, en referencia  el tipo de colchón y a las características propias del usuario.

Cómo elegir un colchón de muelles

Los colchones de muelles suelen ser los más usuales, poseen una base elaborada con muelles, que pueden ser de forma cilíndrica o cónica. Los cónicos ofrecen mayor adaptabilidad al peso del cuerpo, mientras que los cilíndricos proporcionan mejor  firmeza y evitan sonidos incómodos.

A dicha base se le añade una capa de espuma de poliuretano que varía en densidad de acuerdo al modelo, recubierto de una capa acolchada de látex o de viscoelástica.

Lo ideal es elegir un colchón que cuente con un mínimo de 350 resortes, de esta manera la distribución del peso será la más adecuada. El calibre de los resortes también es importante, esta debe ser de mínimo 13 a 13.5 y que además cuente con una espuma un poco densa.

Todo ello con una capa de acolchado que pueda disminuir la presión del cuerpo, que pueda ser sumado a la firmeza que los colchones pueden ofrecer, prestando así el apoyo correcto a la espalda.

Cómo elegir un buen colchón para dormir

El elegir un buen colchón para dormir es una tarea delicada que no tomarse a la ligera. Es una elección sumamente personal, se debe tener en cuenta las características del usuario, tales como la edad; la estatura; el peso corporal; el nivel de sudoración; la presencia de alergias; la postura adoptada al dormir (de lado, de espaldas, boca abajo); los posibles condiciones físicas que se puedan tener; si se duerme solo en pareja.

Así como también se deben tener en cuenta las características propias del colchón tales como, el nivel firmeza; la densidad; la transpirabilidad; la dureza;  la independencia de lechos; la durabilidad; la adaptabilidad. Hay que tener en cuenta el material de elaboración del relleno y del acolchado.

 Por supuesto no se debe pasar por alto la garantía que se ofrece. Un colchón que cuente con una garantía mayor de 5 años significa que es un producto de calidad.

Cómo elegir un colchón  perfecto

La selección de un colchón perfecto se realiza de acuerdo a  la evaluación de ciertas características del producto, de la mano de expertos cualificado en el sector del descanso.

Para elegir un colchón profeco se tienen en cuenta las dimensiones del colchón, el material de elaboración, el espesor, la firmeza, la densidad, la adaptabilidad, las flexibilidad, las transpirabilidad, la resistencia en cuanto a la decoloración, la termoestabilidad, el número de resortes que tenga, el número de cámaras de aire, el acolchado, si es hipoalergénico, fácil de limpiar.

Se trata de colchones certificados, con calidad garantizada, luego de haber pasado cada una de las pruebas en referencia  los aspectos mencionados, los cuales son de gran importancia para un descanso correcto. 

Cómo elegir un colchón según el peso

Tener en cuenta el peso corporal es fundamental para la elección del colchón correcto. Para ello se lo que se deba hacer es calcular el índice de masa corporal del usuario. Es necesario dividir el peso en Kg, entre la estatura en metros multiplicada por dos, lo que daría la fórmula, peso/altura x altura.

Por ejemplo si una persona pesa 80 kg y mide 1,70 metros, el índice de masa corporal se calcularía 80/ 1,70 x 1,70= 27.68. Según el valor obtenido una persona se puede clasificarse como de contextura delgada, media y obesa.

En caso de tener un índice corporal bajo, es decir que el usuario sea delgado o se encuentre en la media, tiende la opción de elegir cualquier tipo de colchón, dependiendo de necesidades que se tengan.

En el caso de tener un índice corporal alto, la elección es más compleja y deben evitarse los colchones de firmeza baja o media. Ya que tienden a hundirse y deformarse por el peso. Por lo que es recomendado un colchón firme, con una capa delgada de viscoelástica, que permita la adaptabilidad.

Cómo elegir un colchón para niños

Al elegir un colchón para niños se debe tener en cuenta que su cuerpo se encuentra en constante crecimiento.

En este caso el colchón debe ser firme pero suave a la vez, que permite que el niño tenga  toda la libertad de sus movimientos, sin ejercer presión sobre ni ningún punto de su cuerpo, permitiendo que se adapte a la posición de la columna.

  •       El nivel de firmeza es seleccionado en relación  al peso corporal del pequeño, clasificándose de la siguiente manera
  •        Con peso de 1 a 10 kilos, el colchón debe tener un grado 1 de firmeza.
  •        Con peso de 10 a 20 kilos, el colchón debe tener un grado 2 de firmeza.
  •       Con peso de 20 a 30 kilos, el colchón debe tener un grado 3 de firmeza.

También es recomendable que sea de material hipoalergénico, de fácil higiene, con tela termo estable y transpirable.

 

Cómo elegir un colchón para problemas de espalda

Para elegir un colchón  en caso de problemas de espalda, se debe  tener en cuenta que el material debe ser adaptable a la postura de la columna vertebral. Debe ser un colchón  que ceda en las zonas más pesadas como los hombros y la pelvis y que sea de mayor firmeza en las zonas de menos peso. Por lo tanto debe elegirse un colchón ergonómico que se adapte  al cuerpo y permita la relajación y el adecuado descanso.

Debe ser un colchón  firme pero suave al mismo tiempo, es decir con un rango medio de firmeza, permitiendo que la espalda se mantenga alineada y proporcionando el confort correcto.

Cómo elegir un buen colchón viscoelástico

Para elegir un buen colchón viscoelástico se deben tener en cuenta ciertos aspectos tales como:

El nivel de densidad. El  cual se presenta  en tres niveles, baja (18-40 kg/m3), media (45-75 kg/m3) y alta (de + de 80 kg/

m3).

El tipo de viscoelástica utilizada en la fabricación. Esta puede ser moldeable o transpirable, la más recomendada es la transpirable,  que tiene poros más grandes,  permitiendo  que el flujo de aire sea mayor y se recupera rápidamente.

La garantía debe ser mayor de 5 años, lo cual garantiza que es un producto de calidad, evaluando los sellos y certificados presentados en las etiquetas.

Cómo elegir un buen colchón para la espalda

Al elegir un buen colchón para la espalda hay que tener en cuenta  principalmente la ergonomía, la firmeza, el apoyo y la adaptabilidad.

El colchón a elegir para usuarios con dolor de espalda, deben ser suaves  y firmes, que permitan un apoyo correcto de las zonas del cuerpo, evitando la presión y permitiendo una completa adaptabilidad de la espalda, sin que se deformen con el paso del tiempo.

El nivel de firmeza debe ser medio, ni muy suave ni muy firme. Un nivel de firmeza correcto en estos casos sería entre 5 y 7, sobre 10.

Deben ser colchones transpirables y que permitan una adecuada circulación de la sangre, lo cual  ayuda a disminuir los dolores de la parte de baja de la columna.

Cómo elegir un colchón para adultos

A medida que los pasos años pasan el cuerpo empieza a deteriorarse. En el caso de la elección del colchón se debe tener en cuenta el confort, la seguridad, la libertad de movimientos, el soporte y el cuidado de la columna vertebral, la temperatura, entre otros.

Debe ser un colchón que proporciona un firme soporte y una alineación correcta de la columna, al mismo tiempo que sea suave y acolchado para asegurar la comodidad, deben evitarse los “colchones ortopédicos”. De igual forma hay que tener en cuenta la altura del colchón, para facilitar la entrada y salida de la cama, evitando accidentes.

También se debe tener en cuenta la temperatura, por lo que se recomiendan colchones con material termoestable, que se adapte a los cambios climáticos y no produzcan frío y tampoco calor.

Cómo escoger un colchón bueno

Escoger un colchón bueno es algo subjetivo, cada persona presenta características físicas y necesidades diferentes, por lo que un buen colchón no lo es para todos por igual.

En primer lugar hay que considerar que las propiedades y características del material de fabricación se adapten a las necesidades del usuario.

En cuanto al tamaño, se debe tener presente que todo colchón debe medir aproximadamente 10 a 15 cm más que la persona en la parte inferior, permitiendo que el usuario pueda acostarse sin que los pies queden por fuera.

De igual forma, hay que tener en cuenta el peso del o los usuarios, así como también a la independencia de lechos, ya que no es lo mismo un colchón para una persona que para una pareja.

En general, un buen colchón debe tener ser elaborada con material termo adaptable, que cuente con una excelente transpiración y una gran adaptabilidad a la postura del cuerpo.

En caso de que al dormir se tome una postura de lado, es recomendable que se escoja un colchón de firmeza media que pueda adaptarse al peso de los hombros y de las caderas. En caso de adoptar una postura boca arriba, se recomienda que se escoja un colchón de gran firmeza, que evite la tensión en la zona lumbar.  En caso de dormir boca abajo, se debe un colchón de menor firmeza, suave que no ocasione tensión en la cervical.

En cualquiera de los casos lo más recomendable al momento de escoger un buen colchón, es dirigirse a un establecimiento certificado, además de probar sin miedo el colchón a elegir, esta es la mejor manera de comprobar que el colchón es el adecuado.

Cómo elegir un colchón de espuma

Los colchones de espuma no son muy populares en el sector del descanso. Sin embargo la espuma es un material resistente que ofrece diversas ventajas, siendo muy útil para personas pesadas.

Al momento de elegir un colchón de espuma se debe considerar la densidad de la misma, esta debe tener mínimo 25 kg por cada metro cúbico. En este caso la dureza es medida en relación con la densidad.

Es recomendable que el colchón de espuma sea firme pero no muy duro, que permita el descanso adecuado, sin deformarse.

La altura también es un punto que se debe tener en cuenta al elegir un colchón de espuma, esta debe encontrarse entre los 18 y 20 cm. Debe ser elaborado de una sola capa.

Al igual que el resto de los colchones, la prueba del producto al realizar la compra es la mejor manera de elegir el colchón que se adapte a cada usuario.

Cómo elegir un colchón y somier

Tanto la selección del colchón como la del somier dependerán de las necesidades del usuario. Siempre que se compre un colchón nuevo es recomendable cambiar también el somier, eligiendo uno que se adapte a las características del colchón y permita un descanso adecuado del usuario.

El somier debe adaptarse por completo al colchón, para poder brindar la posición correcta del cuerpo. De igual forma se debe adaptar a las necesidades del usuario, en el caso de ser para espacios reducidos, se recomienda  un canapé,  el cual permite almacenar en su interior diferentes objetos, y al mismo tiempo servir como base para el colchón.

También están los somier laminados, los cuales están elaborados de láminas resistentes y duraderas que permite que el colchón transpire y permiten gran adaptabilidad. Este tipo de somier son adecuados para todo tipo de colchón, principalmente los elaboramos con viscoelástica y los de látex.

Los laminados pueden ser fijos o articulables. Los fijos se presentan en una sola estructura, mientras que los articulables pueden movilizarse cada lado de forma individual por medio de un pequeño sistema eléctrico. Son ideales para personas que presentan problemas respiratorios o de circulación. Los colchones de viscoelástica van muy bien con este tipo de somier.

Es importante la selección adecuada del somier, ya que sino el colchón no tendrá la misma durabilidad y el servicio no será el esperado.

Cómo elegir un colchón de calidad

Para elegir un colchón de calidad, lo más recomendado es fijarse en los certificados y  sellos que presenten en la etiqueta, al igual que en la garantía ofrecida por los fabricantes.

Un colchón de calidad siempre contará con una garantía mayor de 5 años, mientras más tiempo tenga de garantía mayor será la calidad del producto.

El un colchón de calidad las etiquetas siempre deben encontrarse en un lugar con visibilidad.

El acabado debe ser preciso, sin defectos de costura, de hilos sueltos  o de manchas.

Cómo elegir un colchón adecuado

Como ya se mencionó, la elección del colchón adecuado dependerá de las necesidades de cada usuario, tomando siempre en cuenta el peso del durmiente, que el colchón debe ser 10 a 15 cm más de altura que el o los usuarios, que sea de un material adaptable, transpirable e indeformable, con un altura de mínimo 18 cm de espesor.

El general un colchón de firmeza media garantiza un descanso óptimo, ya que presenta una firmeza y una suavidad adecuada  que es capaz de soportar el peso resultando confortable y cómodo a la vez. Además un colchón adecuado,  es aquel que es hipoalergénico y de fácil higiene.

Lo más importante de un colchón adecuado, es que tomando en cuenta todas las características antes mencionadas se adapte al presupuesto de cada usuario, teniendo en cuenta que la adquisición de un colchón correcto es una inversión.

Para comprobar que el colchón es adecuado, el usuario debe probarlo durante al menos 5 minutos, sentarse en el borde, pararse y comprobar la rapidez de recuperación. Observar las etiquetas y además de  comprobar la veracidad de los sellos y certificados.

 

 (0)    0

Los comentarios están cerrados para este post
Copyright © 2019 · I.R.Jordà, S.L.U. Todos los derechos reservados