Toda la verdad sobre los cochones Viscoelásticos

Toda la verdad sobre los cochones Viscoelásticos

 (0)    0

  Guías y manuales

Desde sus origines, los colchones Viscoelasticos han causado sensación, tanto ha sido así, que se han convertido en los colchones más famosos del mercado. El material viscoelástico fue presentado por la NASA con unas propiedades únicas, a la altura de la última tecnología del espacio. Su principal finalidad es controlar y aliviar la presión del cuerpo.

En los años 90 se presentaron los primeros colchones que contaban con este nuevo material, fueron destinados sobre todo a hospitales, para beneficio de los pacientes y a partir de ese momento llegaron a nuestros hogares.

Actualmente son muchas las marcas que publicitan este producto, y no todos los maravillosos argumentos con los que nos encandilan para comprarlo son reales.

En Dormia te ofrecemos toda la verdad sobre los colchones viscoelásticos, para que elijas de manera subjetiva cual es el tipo de colchón que más te conviene.

¿Cuánto material Vicoelástico debe de tener un colchón?

Depende de quien vaya a utilizarlo y del resto de materiales que componen el colchón.

Algo tan sencillo como esto, parece una misión imposible. El motivo de que sea tan complicado saber si un colchón es adecuado es porque las marcas se han auto convencido de que, cuanto más espesor haya en la capa viscolástica, más atractivo es el producto.

Crear colchones con más viscoelatica de la que necesitan, es tan perjudicial como poner menos y en Dormia contamos con colchones con la cantidad exacta para cada colchón.

Entonces… ¿Cómo saber cuánta viscoelastica es necesaria?

La densidad para un colchón viscoelático se mide en kg/m3 que quiere decir cantidad de material por metro cubico.

Saber cuánta densidad necesita una persona es muy complicado sin saber la altura, peso y las condiciones en la que se encuentra (le duele la espalda, es mayor de 55 años, tiene problemas de movilidad…) las variables son infinitas, por eso podemos dividir 3 rangos de colchones viscoelasticos que nos darán una pista de por dónde empezar a mirar.

18 – 40 kg/m3 Baja densidad 
45 – 60 kg/m3 Media densidad  
+ de 60 kg/m3 Alta densidad 

Densidad de los colchones

Como hemos dicho antes, una mayor densidad no siempre quiere decir mayor calidad.
El mejor colchón es que se adapte a nosotros y nos proporcione confort y un descanso reparador e ininterrumpido. Para ello debemos de tener en cuenta las siguientes características:

• Que sea transpirable o que traspire bien
Densidad media
• Que recupere su forma original lo más rápido posible
• Que mantenga el cuerpo en la postura correcta
• Que mantenga la misma temperatura durante todo el año.

Colchones Viscoelásticos transpirables o de molde

Existen dos tipos de Viscoelástica:
1. Transpirable
2. Moldeada

Colchón Transpirable

En la primera opción, Transpirable, el coste del colchón es más elevado por que gracias a su tecnología el material permite la entrada de aire, lo que facilita su limpieza, se pasa menos calor y la sensación de moldeado del colchón es menor. Es de mayor calidad, pero no es recomendable para ambientes húmedos.
Cuando el núcleo del colchón está formado con viscoelástica transpirable, trabaja mejor como el modelo Visco Star (Link: https://dormia.es/colchones/viscoelasticos/).

Colchón moldeable

La viscoelástica llamada de molde, moldeada o de inyección cuya densidad normal es de entre 65 a 115 Kg/m3 apenas transpira y por eso la temperatura que alcanza es mucho mayor, el calor y agobio es más intenso, pues le cuesta soltar y recuperar el aire mucho tiempo. Por otro lado este tipo de colchón no se puede lavar, por eso no permite dar mucha garantía ya que es más fácil que se pueda estropear.
Una viscoelástica de molde o moldeada transpira peor que una viscoelástica transpirable.

Diferencia entre Látex y Viscoelástica

Cuando hablamos de Látex, lo hacemos de un material elástico como la goma, procedente de la resina de un árbol. Al ser un material procedente de la naturaleza, es decir orgánico, tiene sus “desventajas”. Las bacterias con la humedad atacan fácilmente este material y tenemos que dar la vuelta al colchón para que ventile, además de alcanza un peso considerable.
La viscoelástica por el contrario es un material elástico, viscoso y adaptable, pero al tratarse de un material sintético no sufre las desventajas del Látex. Se adapta mucho mejor al contorno del cuerpo, produce muy pocas vibraciones y no hunde el colchón.
Con el látex, es probable que con el paso del tiempo, el colchón debido al peso tienda a vencer hacía un lado, en el caso de la viscoelastica esto no sucede, ya que material recupera por completo la forma en cuanto la presión desaparece.

¿Por qué son mejores los colchones acolchados y cosidos que con fundas?

Es muy importante que el colchón cuente con los tratamientos necesarios para que este perdure en el tiempo ofreciendo siempre una alta calidad, tanto en suelo como en descanso y sobre todo en el tratamiento de bacterias que aparecen en nuestra cama. Este tipo de situaciones es normal, por ello es imprescindible que un colchón sea compacto y que las fundas estén cosidas y sean uno con el resto del colchón

Es importante saber que una funda cosida protege el interior del colchón y cuenta con las características concretas para el correcto descanso, sin arrugas, movimientos deslizantes por el colchón y con protección anti-bacteriana.  

 (0)    0

Los comentarios están cerrados para este post
Copyright Dormia ®2021 I.R. JORDA, S.L.U Todos los derechos reservados