Mis opciones
  • MATERIAL
    Viscoelástica
    Látex
    Muelles
  • FIRMEZA
    alta
    Media
    Baja
  • POSICIÓN
    Boca abajo
    De lado
    Boca arriba
  • SENSACIÓN TÉRMICA
    Alta
    Media
    Baja

Categorías

Selecciona Sensación Térmica
  • 1 Material
  • 2 Firmeza
  • 3 Posición
  • 4 Sensación térmica

Configurador de Colchones Viscoelasticos firmeza media y adaptables

Uno de los principales problemas con los que nos encontramos a la hora de elegir un colchón es el tema del calor. Dormir en un colchón fresco o en una temperatura acorde a lo que necesitamos es fundamental para obtener un buen descanso. A continuación, te explicamos qué factores debes tener en cuenta para elegir un colchón fresco y transpirable:

Si eres una persona calurosa, el frescor y la transpiración deben ser dos de los principales puntos a tener en cuenta para la elección de tu colchón. Sin embargo, existen diferentes puntos a tener en cuenta para valorar cómo de calurosos somos y qué grado de importancia debemos darle a este problema en nuestro descanso. Para ello debes saber que:

  • Si sólo eres caluroso o sudas por la noche, pero durante el día sueles afrontar con normalidad los cambios de temperatura, lo más probable es que no sea tu naturaleza innata la que te haga sentir así, sino tu equipo de descanso habitual.
  • Si tu Índice de Masa Corporal (IMC) es alto, debes saber que puedes ser más propenso/a a tener calor durante el descanso, pero que igualmente existen soluciones para evitarlo o para reducir tu sensación de calor.
  • El mes de agosto o las semanas más calurosas del año no son un buen punto de referencia para saber si existe un problema de calor real con tu equipo de descanso. Si hace mucho calor cuando estamos despiertos es inevitable que también lo sintamos cuando estamos dormidos, porque para determinadas situaciones de calor extremo, no existe una fórmula mágica (salvo el aire acondicionado). El problema real lo puedes diferenciar cuando al irte a la cama sientas una mayor sensación de calor. En este caso, debes analizar bien por qué te sucede esto.

Si tenemos problemas de calor durante la noche, es fundamental que el colchón que vamos a elegir sea lo más fresco posible, y esto se traduce en una correcta transpiración.

Los colchones más transpirables del mercado son los colchones de muelles, ya que permiten que el aire pase libremente por el interior de su núcleo. La elección de un colchón de muelles siempre será acertada si prima el calor por encima de todo.
Sin embargo, cuando tenemos dolencias musculares o problemas de espalda, lo más recomendable es optar por un colchón de materiales adaptables como la viscoelástica, y es aquí donde empieza el dilema de mucha gente que quiere comprar un colchón que no dé calor y que a su vez sea confortable.

Entre los colchones viscoelásticos existen muchas composiciones, algunas de ellas pueden dar sensación de calor por ser excesivamente adaptables al cuerpo y poco transpirables, mientras otras composiciones, sin embargo, no tienen nada que envidiar a los colchones de muelles en cuanto a transpiración se refiere. Si es tu caso y estás buscando un colchón viscoelástico fresco debes tener en cuenta estos puntos:

  • El material viscoelástico que compone el colchón debe ser de poro abierto y especificarse como material de alta transpiración.
  • Las perfilaciones y perforaciones, tanto del material viscoelástico como de la espuma que sirve de soporte, favorecerán el paso del aire a través del colchón.
  • Los tejidos utilizados también deben favorecer el frescor desde el primer contacto y la aireación del núcleo, por lo que hay que evitar tejidos de composición exclusivamente sintética y los cachemires.
  • En las especificaciones del colchón es importante que indique que se trata de un producto especialmente recomendado para personas calurosas.
Copyright © 2019 · I.R.Jordà, S.L.U. Todos los derechos reservados